ACERCA DE DIANNE MORALES

Dianne Morales es una líder Afro-Boricua de primera generación con espíritu de lucha quien cree que el gobierno y la política nos pertenecen a todos.  Nuestra ciudad prospera si cada familia tiene acceso a oportunidades económicas y cada niño tiene acceso a una educación de calidad. Es tiempo de que nuestro gobierno se refleje en nuestras comunidades y ponga nuestro interés colectivo primero.  Cuando se derrumban las instituciones educativas, el transporte, la vivienda, y se mantiene a los neoyorquinos lejos de su máximo potencial Dianne Morales se postula como alcalde de New York para proyectar la voz y la visión de nuestras comunidades hacia el gobierno de nuestra ciudad.

Dianne Morales nació en el sector de Bed-Stuy en Brooklyn de padres Puertorriqueños de la clase trabajadora quienes creían que el éxito era posible para todo el mundo en este país, sin importar la raza, clase social, o religión.  Su madre era Secretaria de la Unión de Trabajadores del Cuero, y su padre era gerente de un edificio a orillas del rio. Abrían las puertas de su hogar a aquellos a quienes la suerte les fallaba o abandonaba, y les servían como punto de apoyo cuando el sistema de ayuda de la ciudad les daba la espalda.

Dianne se percató de las barreras que impedían el acceso equitativo y las oportunidades cuando ingreso a Stuyvesant High School.  Alli experimentó disparidades dramáticas entre la riqueza y la oportunidad en relación con su familia y las de sus compañeros de clase.  En una ciudad donde el código postal era determinante del éxito del individuo, las comunidades de bajos recursos, particularmente los niños de color, se estaban quedando atrás.  Esto fomentó en ella un compromiso de por vida de arreglar los sistemas quebrantados que consistentemente imposibilitan que el sueño Americano sea accesible para todos por igual.

Al servicio de esta misión Dianne recibió títulos profesionales en Educación de las universidades Harvard y Columbia.  En sus 20 años como ejecutiva de organizaciones con misión y enfocadas en resultados mensurables, Dianne ha formado asociaciones en los sectores público y privado para proporcionar servicios de calidad a familias que están luchando – especialmente a hogares cuyas cabezas de familia son mujeres, a los que han estado encarcelados, a la juventud LGBTQ, y a los desamparados.  Ella es cofundadora de “Jumpstart”, una institución sin fines de lucro fundada hace 25 años, que prepara a los niños de edad pre-escolar y a los de Kindergarten, lo que la hace líder de la reforma educativa e innovadora de alternativas para el avance de la niñez y juventud hacia el éxito futuro.

Como Directora Ejecutiva de Phipps Neighborhoods desarrollo vías de apoyo en las áreas de servicios sociales, educación, y generación de empleos que apoyan cada año a 12,000.00 niños, jóvenes y familias del Sur del Bronx con el fin de superar la pobreza.

Como madre soltera, Dianne está muy consciente de las barreras que existen para apoyar el desarrollo de los niños y la salud de las familias.  Ella demandó legalmente, con éxito, al Departamento de Educación, después de que la escuela de su hija fallara en proveer los servicios que necesitaba por su discapacidad de aprendizaje.

Para su defensa y la de miembros de su familia sobrevivientes de asalto sexual, ella adquirió conocimientos profundos de las disfunciones que existen en nuestros sistemas de justicia, salud mental y servicios para la niñez.  Dianne está comprometida a ayudar a otros a navegar las dificultades y a superar los retos para aumentar el acceso a oportunidades de mejoría y avance.

Cuando el Huracán Maria y la negligencia del gobierno devastaron la isla natal de su familia, Dianne proporciono ayuda a las zonas que recibieron los mayores danos.  Su trabajo allí fue un recordatorio marcado del rol que a menudo juegan las madres Fuertes y las mujeres jóvenes dirigiendo comunidades en tiempos difíciles, para lograr un mejor futuro.  Subsecuentemente, Dianne se unió a otras mujeres Puertorriqueñas de aquí y de la isla para establecer la Fundación de Mujeres en Puerto Rico para apoyar los esfuerzos dirigidos por esas comunidades.  Estas experiencias en su jornada como servidora pública la inspiraron a tomar el próximo paso audaz de postularse como alcalde.

Por décadas los políticos corporativos y profesionales han fallado cuando se trata de fortificar nuestras redes de apoyo, y de crear una ciudad que funcione para todos.  Necesitamos una nueva clase de líder que construya la ciudad que merecemos. Una líder con el coraje para luchar por cada familia. Una líder con conexión real a las luchas de los neoyorquinos, y con la experiencia y creatividad para diseñar las soluciones que nuestras comunidades realmente necesitan.  Una líder que no tenga una agenda oculta sino solo el compromiso de entregar el mayor beneficio al mayor número de personas. Dianne es esa líder audaz, capaz, y dispuesta por que está convencida de que la manera más efectiva de cambiar el futuro es creándolo.  

Las soluciones a los problemas que nuestras comunidades enfrentan están en las manos de las personas que viven esos problemas.  El tiempo no cambiará las cosas…¡ Nosotros Si!